UNA SEMILLA PASA MUCHO TIEMPO BAJO TIERRA HASTA CONVERTIRSE EN CEREZO

Esta obra propone una reposición del vínculo entre el teatro, la danza y el arte contemporáneo que surge a finales de 1960. Fundada en el deseo de inventar sistemas de representación entre la literalidad de la alegoría, el discurso psicoanalítico y a la abstracción emocional, la puesta sucede en un territorio fronterizo entre las artes visuales y el espacio escenográfico del teatro. 

Artistas: Rodolfo Prantte, Luisa Cavanagh, Caren Hulten y Esteban Goicochea.
Curador: David Nahón
Año: 2014